República Dominicana es conocida como uno de los principales destinos internacionales de turismo de sol y playa, y actualmente el turista que visita el país, viaja buscando ofertas complementarias a este tipo de turismo, y una de ellas es el llamado turismo ecológico o ecoturismo.

En este sentido, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República Dominicana está trabajando en la recuperación de áreas protegidas y en la creación de rutas ecoturísticas en tales áreas protegidas, con el objetivo de mejorar la oferta de este turismo en el país, ya sea dirigida a la población local, como al turismo internacional, o incluso a ambos.

El principal problema de las actuaciones que se están llevando a cabo, aparece en las debilidades de algunas de las actuaciones que se están ejecutando. En este contexto, nuestro compañero de Educar para Vivir Francisco Orgaz se encarga de analizar y profundizar en el conocimiento de la actividad ecoturística en República Dominicana, siguiendo para ello una metodología centrada en el trabajo en el propio destino, aplicando un método cualitativo.

 

En este sentido, durante los meses de junio a septiembre de 2012 hemos analizado las potencialidades ecoturísticas de la provincia de Dajabón, con el objetivo de ofrecer a las administraciones competentes y empresas interesadas un análisis de los recursos turísticos más importantes de la provincia, para así contribuir a mejorar el desarrollo local con la posible creación de productos ecoturísticos.

Francisco Orgaz haciendo fotos de unos de los recursos ecoturísticos de Dajabon, Educar para Vivir

Francisco Orgaz haciendo fotos de unos de los recursos ecoturísticos de Dajabon

Sin lugar a duda, la creación de estos productos ecoturísticos mejoraría a su vez la educación ambiental de la población local, debido a que la población local mejoraría su calidad de vida debido a la conservación de los recursos turísticos.

De este modo, como dijimos en el informe anterior, nosotros podemos disfrutar de estos recursos naturales, pero también lo harán las futuras generaciones. Por ello, se deben seguir desarrollando acciones que ayuden a conservar los recursos naturales, y que garanticen el disfrute de los mismos por nuestras generaciones, ya que no debemos concebir el mundo como un regalo de nuestros antepasados, sino como un préstamo para nuestros hijos.

Cooperación al desarrollo ecoturístico en Dajabon, provincia de República Dominicana